4/2/15

LA REVISIÓN POR PARES EN LAS REVISTAS CIENTÍFICAS


INTRODUCCIÓN

Las motivaciones de los científicos son múltiples y complejas, pues incluyen cuestiones tan dispares como la curiosidad y la posición social; entre ellas, el deseo de ser reconocido por los pares es una motivación intensa y permanente, a veces inocente, a veces interesada (por el impacto en la posición social y en la obtención de recursos). Lograr la aceptación de las propias ideas por otros investigadores es conseguir uno de los mejores premios que puede dar el mundo científico1; es pasar del microcosmo individual, siempre amenazado por la subjetividad, al sólido macrocosmos del conocimiento científico de la comunidad científica, que da sentido a la vida, al trabajo y a las ideas del investigador.

Los científicos comparten sus ideas y resultados con los pares de manera formal e informal, desde comentarios de pasillo a charlas, conferencias y publicaciones. Este compartir permite hacer público el trabajo personal y ayuda a mejorarlo, en un proceso continuo de crítica a superar (desacuerdo creativo); además, introduce enormes dosis de autocrítica, pues el investigador sabe que sus colegas suelen ser escépticos, renuentes a cambiar las teorías establecidas, y no es fácil convencer a los que tienen otras ideas, a veces opuestas a las propias.

La publicación en una revista científica, una manera formal de compartir ideas y de conseguir la aceptación de las propias, obliga a cumplir ciertos requisitos de calidad, particularmente la revisión por pares, en el curso de la cual se pueden detectar omisiones, errores y explicaciones alternativas. La revisión por pares se ha convertido en la norma y, de hecho, caracteriza a las revistas científicas dentro del universo de las publicaciones. A la propia revisión por pares se le añade, generalmente, un cierto grado de anónimo, bien de los revisores, bien de los revisores y de los autores, en un afán de conseguir, respectivamente, libertad de crítica y ecuanimidad. Pero, ¿tiene fundamento científico la revisión por pares de los trabajos enviados para publicación a las revistas científicas? Y, si lo tiene, ¿añade algo el anónimo de revisores o de revisores y autores? Intentaremos responder a estas dos preguntas utilizando argumentos y propuestas que contribuyan a crear el debate que intentó generar en España, hace años, el director de una revista de salud pública2

[...] 


Para leer el artículo completo ir a:

  • Gérvas & Fernández. 2001. La revisión por pares en las revistas científicas. Atención Primaria 27(6): 432-439 [PDF] [online]

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Bitacora Naturae no se responsabiliza de las opiniones vertidas por los comentaristas del blog. Este es un lugar plural donde serán publicadas todas aquellas opiniones constructivas, que mantengan unos mínimos de respeto y se ajusten a la temática de los post. Cualquier comentario ofensivo, publicitario o fuera de lugar será eliminado directamente.