30/11/08

X CONGRESO IBÉRICO DE AGUILUCHOS. CONCLUSIONES


Los pasados días 3, 4 y 5 de octubre de 2008, en la población manchega del El Bonillo se celebró el X Congreso Ibérico de Aguiluchos. El evento estaba coordinado por el Grupo Ibérico de Aguiluchos (GIA), cuya finalidad es profundizar en el conocimiento de las especies del genero Circus presentes en las península Ibérica. A la convocatoria asistieron especialistas de la especie, técnicos de la administración, científicos y naturalistas de prácticamente todas las comunidades autónomas. Tras las charlas y la mesa de debate se redactaron las conclusiones finales que se exponen a continuación:


CONCLUSIONES
X Congreso Ibérico de Aguiluchos. 20 años de trabajos: balance y propuestas de futuro

Existe actualmente una cantidad importante de información sobre la ecología del Aguilucho Cenizo (Circus pygargus), en aspectos relacionados con su reproducción, ecología trófica, parámetros poblacionales o incluso (recientemente) sobre lugares de invernada, rutas migratorias y gestión o manejo de la especie (tanto in-situ como ex-situ), aunque se dan todavía ciertas lagunas de conocimiento, especialmente acusadas en determinadas áreas ibéricas. Esta información es suficiente tanto para poder definir estrategias de conservación como para reflexionar sobre su eficacia relativa, y debería contemplarse como una herramienta básica a la hora de planificar y abordar estudios de impacto ambiental en nuestro territorio.

Independientemente de las tendencias temporales y los tamaños poblacionales regionales, debido a sus características ecológicas se considera que el Aguilucho Cenizo debe seguir siendo catalogado como “dependiente de conservación” en toda España.

Su conservación debe estar basada en la protección tanto de sus hábitats de nidificación como de sus hábitats de alimentación en todo el territorio, así como en medidas de protección directa en aquellas zonas en las que la cosecha siga siendo un factor predominante de fracaso reproductor.

Un porcentaje relativamente bajo de la población reproductora de esta especie en la Península Ibérica cría en espacios protegidos o incluidos en Red Natura 2000. Es importante, por ello, que existan medidas de conservación horizontales que puedan desarrollarse también fuera de las ZEPAS.

Debido a esta necesidad de campañas de protección a largo plazo para esta especie, es vital reflexionar sobre la sostenibilidad de su conservación directa, y buscar métodos para financiarla. Se sugiere que debería hacerse un mayor uso de herramientas como las medidas agroambientales (por ejemplo, el retraso de la cosecha en unos 10-15 días podría financiarse por esta vía, y tendría un efecto beneficioso para toda la fauna), así como realizar campañas recordatorias de que, entre las restricciones asociadas a la ecocondicionalidad de las ayudas de la PAC, está la de respetar los nidos de las especies que nidifican en los sembrados.

La coordinación regional en las actuaciones de conservación es fundamental debido a la baja filopatría de esta especie (es decir, la reducida proporción de pollos nacidos en un sitio que vuelven a criar a ese mismo lugar) puesta de manifiesto en estudios de marcaje realizados durante años, que demuestran que existe conexión entre poblaciones a través de la dispersión natal. Estos estudios también han demostrado, en cambio, que la fidelidad al lugar de reproducción es relativamente alta (la distancia entre eventos sucesivos de reproducción es relativamente baja), aunque pueden darse casos de movimientos importantes.

Actualmente se da una gran variabilidad regional en cuanto a esfuerzo administrativo para campañas de conservación de Aguilucho Cenizo, coexistiendo CC.AA. donde se realiza un trabajo continuado y eficaz -como Cataluña, Valencia, Extremadura o Andalucía-, con otras más inconstantes -como Madrid y Navarra-, y otras, donde se observa una relativa falta de apoyo administrativo como Castilla y León, Castilla-La Mancha o Portugal, a pesar de su importancia para la especie a nivel ibérico. Esta situación se ve agravada por la descoordinación entre las administraciones responsables de la conservación y las de política rural, lo que dificulta la puesta en práctica de medidas de conservación.

Tanto por este motivo como para orientar y coordinar mejor las diferentes campañas de protección de la especie y estudios que se realizan, el GIA considera prioritario que se desarrolle una estrategia nacional de conservación del Aguilucho Cenizo de aquí al 2010. Por ello se solicita que se trate el tema en el Comité de Fauna y Flora y se apruebe en la Comisión de Protección de la Naturaleza.

La fuerte conexión entre poblaciones observada en esta especie, implica que Portugal debería invertir mayor esfuerzo en la conservación de los aguiluchos cenizos, como parte de una estrategia ibérica conjunta.

Existe gran preocupación por el efecto que pueden tener en el futuro próximo los profundos y rápidos cambios de uso de suelo que están produciéndose en algunas regiones (por ejemplo, los asociados a la implantación de huertos solares en el sur-centro, el crecimiento urbanístico desordenado en el centro, el desarrollo de regadíos en el NE, o los parques eólicos o cultivos forestales de pinos y eucaliptos en el NW).

Aunque existe cada vez más información sobre las zonas de alimentación del Aguilucho Cenizo -y su alejamiento, a veces considerable, de las zonas de cría-, ésta es insuficiente para poder predecir el efecto de los cambios de usos de suelo en las zonas cercanas a colonias. Por ello, se considera prioritario desarrollar estudios de selección de hábitat a varias escalas (incluyendo hábitat de nidificación y alimentación), que permitan hacer modelizaciones predictivas, así como cuantificar a escala de paisaje las necesidades de hábitat para mantener poblaciones sostenibles de Aguilucho Cenizo de cada zona.

Otro de los aspectos que se considera prioritario para el estudio de los próximos años, son los factores que pueden afectar a esta especie durante el invierno. Asimismo, un mejor conocimiento de los movimientos post-nupciales (y pre-migratorios) de la especie sería importante para su mejor gestión y conservación.

A pesar de que el conocimiento de los principales factores de fracaso reproductor es relativamente elevado, numerosas experiencias en diversas regiones han puesto de manifiesto que la depredación puede tener en ciertas zonas una mayor importancia de la que se pensaba como factor limitante para esta especie. Por tanto, es importante tener un mayor conocimiento cuantitativo de este aspecto para 2010, así como ahondar en la reflexión de métodos para minimizarlo en su caso.

Asimismo, se destaca el hecho de que la persecución directa sigue siendo un factor significativo de fracaso reproductor, al menos a nivel local. Es extremadamente importante que la administración actúe de forma contundente en los casos en que esto ocurra, para evitar que llegue a ser un problema a mayor escala.

El análisis de los resultados de los proyectos de marcaje de pollos y adultos en esta especie es mixto. Aunque se han conseguido resultados valiosos que han permitido ahondar en la dinámica poblacional de la especie, hay ciertos aspectos (como la dispersión natal) que necesitan un esfuerzo demasiado importante para poder obtener resultados informativos. Además, se han dado casos de esfuerzos duplicados en regiones distintas para responder a las mismas preguntas. Por tanto, se considera de importancia crítica que, todo nuevo estudio que implique el marcaje de esta especie especifique claramente cual es su objetivo, analice si existe ya información suficiente para responder al mismo, y en caso negativo, evalúe si ese método es el más eficaz para conseguir ese objetivo.

El Aguilucho Lagunero
(Circus aeruginosus) sigue en claro proceso de expansión poblacional en España. En ese sentido, ha dejado de considerarse como “Vulnerable” para ser considerado como “Seguro” (pero en régimen de protección especial, según la ley 42/2007). No obstante, se remarca, a diferencia del Aguilucho Cenizo, la escasez de estudios sobre la ecología de esta especie en nuestro territorio. Se considera importante paliar esta laguna, tanto para comprender las causas de su desarrollo poblacional como para poder prever cambios en esta tendencia en el futuro.

Existe igualmente, un gran vacío de conocimiento sobre la ecología poblacional del Aguilucho Pálido (Circus cyaneus) en España, lo que hace también prioritario que se desarrollen estudios en este sentido, sobre todo teniendo en cuenta que los datos del último censo sugerían que esta especie debería ser considerada como vulnerable.

En El Bonillo (Albacete), a 5 de octubre de 2008

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Bitacora Naturae no se responsabiliza de las opiniones vertidas por los comentaristas del blog. Este es un lugar plural donde serán publicadas todas aquellas opiniones constructivas, que mantengan unos mínimos de respeto y se ajusten a la temática de los post. Cualquier comentario ofensivo, publicitario o fuera de lugar será eliminado directamente.