17/4/18

NUEVA EDICIÓN DEL CURSO EVALUACIÓN Y SEGUIMIENTO DEL IMPACTO DE LOS PARQUES EÓLICOS SOBRE LA FAUNA



Si estás interesado en aprender a evaluar de forma científica y estandarizada el impacto de los parques eólicos sobre las aves y murciélagos, y conocer las técnicas más adecuadas y actuales para ello, no puedes perderte la próxima edición del curso online Evaluación y Seguimiento del Impacto de losParques Eólicos sobre la Fauna que impartiré junto con el Instituto Superior del Medio Ambiente entre el 9 de mayo y el 28 de junio.

Podéis acceder al programa detallado AQUÍ y al resto de información en este otro enlace...

¡Os esperamos!

15/3/18

ACTAS DEL 5º CONGRESO NACIONAL SOBRE ESPECIES EXÓTICAS INVASORAS EEI 2017


 
  • GEIB (Ed.). 2018. Invasiones Biológicas: Avances 2017. Actas del 5º Congreso Nacional sobre Especies Exóticas Invasoras EEI 2017. GEIB, Serie Técnica N. 118 pp. [PDF]

12/3/18

AUTOPISTAS SALVAJES


https://www.wwf.es/nuestro_trabajo_/especies_y_habitats/conectividad_y_adaptacion_al_cambio_climatico/evento_autopistas_salvajes/index.cfm

RESUMEN

Un territorio donde los espacios de valor natural estén conectados y se permita el movimiento de fauna y flora, el intercambio de genes y, en un sentido más amplio, el funcionamiento de procesos ecológicos, es clave para conservar la biodiversidad y los recursos naturales y para afrontar con mayores garantías los efectos indeseables del cambio climático.

En España, además, sometida a fuertes procesos de transformación del paisaje y a los efectos del cambio climático, el freno a los procesos de aislamiento y fragmentación de hábitats para las especies y la búsqueda de soluciones para garantizar la conectividad ecológica se convierten en tareas especialmente relevantes para detener la pérdida de biodiversidad. 

Y es que diversos estudios ya han constatado que no es posible alcanzar los objetivos de conservación basándose únicamente en la declaración de espacios protegidos aislados (Franklin, 1993; Krosby y otros, 2010; Laurance y otros, 2012; Juffe-Bignoli y otros, 2014; Saura y otros, 2018). Esto ha tenido como consecuencia que comience a considerarse, en un número creciente de países, la necesidad de establecer redes de conectividad que faciliten el flujo de organismos y procesos ecológicos entre dichos espacios. 

A la vista de esto, y de las obligaciones legales derivadas de las legislaciones europea y nacional, WWF presenta en este documento una visión de conectividad para la España peninsular con una propuesta de corredores ecológicos como nexos entre espacios de la Red Natura 2000. Es una identificación que tiene en cuenta los corredores transfronterizos, que funcionan como conectores entre espacios ubicados en territorio español y trascurren en parte de su trazado por territorio de países limítrofes (Portugal, Francia y Andorra). Por motivos metodológicos no se incluyen en el estudio los territorios insulares. Esta propuesta ha sido generada a partir de un estudio realizado por la Universidad Politécnica de Madrid por encargo de WWF España. 

Se han identificado los corredores prioritarios entre los hábitats forestales de Red Natura 2000 con el objetivo de garantizar la movilidad de las especies forestales. Se ha elegido este enfoque por la amplia representación de este tipo de hábitats en España y en la Red Natura 2000, así como por la mayor disponibilidad de información necesaria para los análisis de conectividad. También se ha determinado qué corredores tienen mayor necesidad de ser restaurados para mejorar la conectividad de la red, cuáles son prioritarios para la conservación, de manera que se mantengan al menos en sus condiciones actuales, y qué tramos de estos corredores están actuando como cuellos de botella, dificultando el movimiento de las especies y con condiciones particularmente frágiles para garantizar su papel conector. 

Esta propuesta se ha realizado usando las mejores y más recientes herramientas y metodologías disponibles para el análisis de la conectividad (Saura y Pascual-Hortal, 2007; Saura y Torné, 2009; McRae y Kavanagh, 2011; De la Fuente y otros, 2018) y se centra en las necesidades de movimiento de un amplio grupo de especies forestales y en favorecer la conexión para una variedad de hábitat (bosques densos, bosques claros y matorrales) y procesos ecológicos asociados a los mismos. Sin embargo, la propuesta no abarca aspectos como la conectividad para especies y hábitats de tipo más estepario y de ámbito agrario, así como la de hábitats acuáticos. Sin duda, sería de gran interés analizar dichas carencias en el futuro para sumar información al presente estudio. 

En conclusión, los resultados aportan información geográfica explícita clave para ser tenida en cuenta por políticas ambientales y sectoriales —de planificación territorial, agricultura o transporte— y alcanzar así las obligaciones y compromisos de España respecto a la conservación de la biodiversidad. Autopistas Salvajes. Propuesta de WWF España para una Red Estratégica de Corredores Ecológicos entre espacios Red Natura 2000 aporta una visión necesaria y de futuro que también será muy valiosa para alcanzar la conectividad ecológica entre países europeos. 

  • Rodríguez et al. 2018. Autopistas Salvajes. Propuesta de WWF España para una Red Estratégica de Corredores Ecológicos entre espacios Red Natura 2000. WWF/Adena. Madrid, España. 40 pp [PDF]


7/3/18

DIAGNÓSTICO Y DIRECTRICES PARA LA RESTAURACIÓN DE AGROECOSISTEMAS





RESUMEN

Los agroecosistemas (cultivos, prados y pastizales) son ecosistemas de origen antrópico cuyo principal objetivo es la producción de alimentos, fibras y, en menor medida, otros materiales de origen biológico tales como combustibles, aceites industriales y medicamentos. Tienen una gran relevancia ya que cubren el 38% de la superficie terrestre, y en España representan casi el 50 % de la superficie total del país. Son los ecosistemas más extensos de nuestro país, a pesar de que la superficie total de cultivos y pastos presenta una tendencia descendente desde los años 60. Además, muchos agroecosistemas son reconocidos por sus valores naturalísticos, paisajísticos y culturales, formando incluso una parte importante de áreas protegidas como la Red Natura 2000. A pesar de ello, las actividades agropecuarias son la principal causa, directa e indirecta, de impactos negativos de los humanos en el planeta. El concepto de restauración ecológica es difícil de manejar en el caso de los agroecosistemas, ya que su definición oficiosa (“el proceso mediante el cual se promueve el restablecimiento de un ecosistema que ha sido degradado, dañado o destruido”, SERI 2004) significa la pérdida de la producción agrícola para recuperar sistemas como bosques o humedales. Pero desde un punto de vista amplio y flexible también es posible desarrollar una restauración de los agroecosistemas estratégica que mejore el estado de la biodiversidad y los servicios ecosistémicos sin competir por el uso del suelo, basada en la implementación de buenas prácticas agrícolas. Los principales factores que limitan esta restauración de ecosistemas son: (1) la intensificación agrícola, (2) la percepción de los agricultores, (3) la escasez y falta de eficacia de la financiación e incentivos existentes y (4) los efectos perversos de algunas prácticas de “restauración”. Pero a pesar de estos factores existen oportunidades claras. Algunas tienen el potencial de aumentar la biodiversidad y los servicios ecosistémicos incluyendo la producción agrícola, mientras que otras pueden aumentar los solamente a expensas de esta producción. En este sentido, existen dos grandes tipos de estrategias para la restauración de agroecosistemas: compartir la tierra mediante una agricultura amiga de la biodiversidad (wildlife-friendly farming) y separar la tierra dedicada a la agricultura y la dedicada a la conservación (land sparing); aunque algunos autores consideran que las diferencias entre ambas estrategias son solo una cuestión de escala (local o de paisaje). La restauración mediante una agricultura amiga de la biodiversidad puede incluir: (1) la adopción de prácticas agrícolas basadas en el manejo de la biodiversidad, (2) la aplicación de las lecciones aprendidas de las prácticas agrícolas tradicionales, (3) la transformación de la agricultura convencional en ecológica, (4) la transformación de cultivos convencionales en sistemas agroforestales y (5) la creación de pequeños elementos en los campos que benefician la biodiversidad y los servicios ecosistémicos particulares. La estrategia de separación de la tierra implicaría restaurar hábitat no agrícola, especialmente bosques y matorrales, praderas naturales y humedales o prados húmedos, a expensas del hábitat agrícola, y su foco es la conservación en lugar de la producción agrícola sostenible. Otra gran oportunidad que ofrecen los agroecosistemas, dentro del esquema de agricultura amiga, es el establecimiento generalizado de una infraestructura verde lineal, debido a la enorme cantidad de elementos lineales que proporcionan estos sistemas, y que pueden ser aprovechados para restaurar hábitats y producir infraestructura verde. Las actuaciones destinadas a tal fin incluirían: (1) la plantación de setos o cercas vivas en las lindes entre tierras de cultivo, bordes de camino y ribazos; (2) la restauración de la vegetación natural de los ecosistemas riparios; y (3) la restauración y revegetación de los márgenes de la red de infraestructuras viarias. También podrían aprovecharse las oportunidades que ofrece la red de vías pecuarias. Para lograr una restauración de los agroecosistemas generalizada, es necesario tanto aprovechar la financiación e incentivos existentes a nivel estatal y europeo, como innovar en otras fórmulas basadas en las fortalezas y atractivos propios de estos ecosistemas. Así mismo, será necesario fomentar la construcción de capacidades entre distintos grupos profesionales, en particular entre los agricultores y ganaderos, y en los diferentes niveles formativos relacionados con la restauración ecológica. 


  • Rey Benayas & Mesa Fraile. 2017. Estrategia estatal de infraestructura verde, de la conectividad y restauración ecológicas: Diagnóstico y Directrices para la Restauración de Agroescosistemas. FIRE, MNCN-CSIC, MAPAMA. Madrid. 35 pp. [PDF]