25/3/15

INVENTARIO ESPAÑOL DE LOS CONOCIMIENTOS TRADICIONALES RELATIVOS A LA BIODIVERSIDAD


http://www.magrama.gob.es/es/biodiversidad/temas/inventarios-nacionales/inventario-espanol-de-los-conocimientos-tradicionales/inventario_esp_conocimientos_tradicionales.aspx


INTRODUCCIÓN

La inclusión de los conocimientos tradicionales en el Convenio de Naciones Unidas sobre Diversidad Biológica (1992) constituyó un hito fundamental tanto para el reconocimiento de su valor e importancia como para explicitar su íntima relación con la conservación y uso de la biodiversidad.

Este Convenio reconoce la estrecha dependencia que tienen las comunidades indígenas y locales con los sistemas de vida tradicionales basados en los recursos biológicos, y establece que las Partes Contratantes respetarán, preservarán y promoverán los conocimientos tradicionales relevantes para la conservación y la utilización sostenible de la diversidad biológica. 

En las últimas décadas, el interés por los conocimientos tradicionales ha ido en aumento, tanto en su vertiente académica como en la de gestión del medio natural (Hernández-Morcillo et al. 2014). Los conocimientos tradicionales se consideran una fuente de información para el diseño de políticas ambientales relacionadas con la biodiversidad. Así, en el contexto de la Plataforma Intergubernamental Científico-Normativa sobre Biodiversidad y Servicios de los Ecosistemas (conocida por sus siglas en inglés IPBES), el conocimiento científico se complementa con los conocimientos tradicionales para avanzar hacia políticas de conservación y uso sostenible de la biodiversidad más efectivas, cercanas y comprensibles por toda la sociedad.

De la misma manera, este hecho tiene reflejo en la política de conservación de España, y en particular, en la Ley 42/2007, de 13 de diciembre, del Patrimonio Natural y de la Biodiversidad, que recoge la necesidad de documentar y conservar los conocimientos tradicionales como parte del concepto de utilización sostenible de la biodiversidad. En su artículo 70, la Ley establece el mandato a las administraciones públicas de preservar, mantener y fomentar los conocimientos y las prácticas de utilización consuetudinaria que sean de interés para la conservación de la biodiversidad. Para ello, se promoverá la realización de inventarios de conocimientos tradicionales relativos a la biodiversidad. En aplicación de este aspecto de la Ley, el Real Decreto 556/2011, de 20 de abril, para el desarrollo del Inventario Español del Patrimonio Natural y la Biodiversidad, incluye como uno de sus componentes el Inventario Español de los Conocimientos Tradicionales.

Con este marco de referencia, se ha desarrollado el Inventario Español de los Conocimientos Tradicionales relativos a la Biodiversidad. Un “inventario”, tal y como define el Real Decreto 556/2011, de 20 de abril, es un documento de carácter técnico que contiene información relativa a la distribución, abundancia, estado de conservación y utilización de elementos de la biodiversidad. El Inventario Español de los Conocimientos Tradicionales relativos a la Biodiversidad se centra en los conocimientos tradicionales relacionados con la biodiversidad silvestre de España –flora, fauna y ecosistemas–. Adicionalmente, teniendo en cuenta lo establecido en la Ley 42/2007, de 13 de diciembre, se incluyen componentes de la geodiversidad, íntimamente ligados con la diversidad biológica.

Los conocimientos tradicionales se estudian desde diferentes ámbitos académicos, por lo que una comprensión completa de los mismos requiere una visión holística y multidisciplinar. La aproximación fundamental para la elaboración de este inventario parte de la etnobiología. De esta disciplina –que une el estudio de la biodiversidad con la antropología– proceden las principales fuentes utilizadas.

El inventario recoge conocimientos tradicionales previamente publicados, habiéndose utilizado únicamente obras en las que los conocimientos han sido recopilados mediante técnicas directas de recogida de datos, es decir, a partir de entrevistas in situ a informantes locales y observación participante (fuentes primarias).

Los conocimientos tradicionales son dinámicos y tienen fronteras difusas, por lo que para elaborar el inventario es necesario definir y delimitar el concepto de conocimientos tradicionales. Para ello, es esencial asegurar que el conocimiento esté integrado y sea transmitido dentro de la comunidad. Siguiendo el criterio utilizado en numerosos trabajos, para que un conocimiento se considere tradicional debe ser conocido o practicado en una zona o comunidad durante al menos 30 años, periodo que permite la transmisión generacional (p. ej. Ogoye-Ndegwa & Aagard-Hansen 2003; Menendez Baceta et al. 2012).

Este límite temporal es orientativo, pero es necesario para distinguir el conocimiento que lleva adaptándose durante un periodo de tiempo a la cultura y medio ambiente de una región, del conocimiento local generado en una región pero sin referencia temporal y que, por tanto, puede no sobrevivir al paso del tiempo.

Por ello, en el inventario se incluyen aquellos conocimientos relevantes al menos para un grupo de individuos de la comunidad, dando prioridad a aquellos de interés para toda la comunidad y a los compartidos por muchos miembros del grupo. No se incluyen aquellos saberes transmitidos a través de medios de comunicación de masas que no hayan sido adoptados por la comunidad durante al menos 30 años –al no poder demostrarse que están adaptados a la cultura y al medio ambiente local–.

El mandato que establece la Ley 42/2007, de 13 de diciembre, no solo otorga relevancia a inventariar los conocimientos tradicionales, sino que también insta a preservar, mantener y fomentar los conocimientos que sean de interés para la conservación de la biodiversidad. El Inventario Español de los Conocimientos Tradicionales aspira a sentar unas bases firmes que permitan avanzar en este último sentido. Abundando en la cuestión de la preservación de los conocimientos, es evidente que en las sociedades occidentales como la española, muchos de los conocimientos tradicionales se van perdiendo a medida que desaparecen sus depositarios, en muchos casos personas mayores, con lo que se pierde una parte importante del patrimonio cultural. Sus conocimientos desaparecen y no llegan a la sociedad (Verde et al. 2008a).

Por ello, para preservar estos conocimientos, es urgente impulsar el sistema de transmisión de los conocimientos tradicionales con mecanismos que favorezcan la fluidez en su transferencia a las nuevas generaciones. Se trata de un asunto complejo ya que atañe tanto a la vertiente investigadora, desarrollada fundamentalmente por antropólogos y etnobiólogos y basada en el estudio, recopilación y análisis de este conocimiento, como a la divulgativa, consistente en la devolución de estos saberes a la sociedad a través de diferentes mecanismos (publicaciones, talleres, cursos, etc.).

Existen experiencias en materia de divulgación de conocimientos tradicionales realizadas desde hace años por diferentes grupos de investigación etnobiológica en España (Verde et al. 2011; Fajardo et al. 2008) que pueden servir de referencia para el desarrollo de medidas para la preservación de estos conocimientos. En este sentido, es destacable el papel que puede jugar tanto la comunidad educativa como las diferentes organizaciones o asociaciones vinculadas con el patrimonio cultural y los conocimientos tradicionales. El binomio etnobiología-educación puede representar un complemento importante de los sistemas tradicionales de transmisión oral. 

A lo largo de los capítulos de esta publicación, se realiza una aproximación a los conocimientos tradicionales, su importancia y el estado actual de su estudio en España, se explica en detalle la metodología seguida para generar el inventario y se presentan 55 fichas de inventario cuya finalidad es divulgar el importante patrimonio etnobiológio de España para conocerlo y preservarlo.

  • Pardo de Santayana, M; Morales, R; Aceituno-Mata, L & Molina, M (editores). 2014. Inventario Español de los Conocimientos Tradicionales Relativos a la Biodiversidad. Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente. Madrid. 411 pp. [PDF]

5/3/15

GUÍA VIRTUAL DE LOS INDICIOS DE LOS MAMÍFEROS DE LA PENÍNSULA IBÉRICA, ISLAS BALEARES Y CANARIAS



http://www.secem.es/guiadeindiciosmamiferos/

Me encanta la iniciativa y se presenta sola. Disfrutadla y difundidla, creo que se lo merece ...


Presentación

Una bellota roída, una escarbadura, un arañazo en un tronco, una letrina, un encame, restos de una presa medio consumida, una huella, una senda… es todo con lo que habitualmente contamos para determinar la presencia del grupo de animales que nos apasiona conocer y que queremos conservar. Los mamíferos se cuentan entre los animales más discretos y difíciles de ver y por eso hemos aprendido a conocer su existencia por los rastros y señales de su actividad, por sus indicios.

Pero no es sencillo determinar a qué especie pertenece un rastro, un excremento, una guarida. De hecho ni siquiera siempre resulta fácil encontrar señales de su presencia. Es necesario aprender dónde buscarlos y conocer cómo identificarlos y distinguirlos de los indicios de otras especies de animales.

Varios de las fichas que ahora están disponibles en la web de la Sociedad, fueron publicados previamente en nuestra revista Galemys, pero todos han sido revisados para su publicación digital. En cada ficha, de cada especie o grupo de mamífero, los autores, junto a la descripción más o menos subjetiva de los indicios que la especie deja, añaden una descripción estadística sencilla de las medidas de estos indicios (mínimo, máximo, media y moda), e información referente al lugar donde estos inicios han sido vistos y medidos. Esto último es importante porque muchas especies de mamíferos varían de tamaño, dietas y costumbres a lo largo y ancho del ámbito geográfico de esta obra, y es frecuente que el tamaño de los excrementos, de las huellas, el tipo de guaridas que usa, etc, también varíe. Es probable que el autor o grupo de autores encargados de la redacción del capítulo no conozcan todas estas variaciones, por eso tener la referencia de dónde son los indicios que se describen puede servirnos para crear una base sobre la cual se pueda añadir nueva información. Se pretende generar en la SECEM una discusión edificante, en la que otros socios se animen a contribuir con nuevos datos sobre las diferencias en los indicios dejados por tal o cual especie en esta zona o en aquella otra zona de la Península, Islas Baleares y Canarias.

Esta Guía es producto de un esfuerzo conjunto de la Sociedad. Los capítulos están siendo distribuidos mayoritariamente entre los socios y todos participan de un modo voluntario con la obra. ¿Te interesa participar?, ¿quieres ser el autor de una de las fichas que aún quedan por escribir de la “Guía virtual de los indicios de los mamíferos de la Península Ibérica, Islas Baleares y Canarias”?. Si es así, escribe a guiadeindicios@secem.es, ­cuéntanos de qué especie te gustaría escribir y qué circunstancias hacen que puedas llevar el trabajo adelante.
 
Te esperamos 

Javier Calzada, Miguel Clavero y Alberto Fernández

16/2/15

SEGUIMIENTO DE LA MORTALIDAD DE AVES EN LÍNEAS ELÉCTRICAS CON PERROS ADIESTRADOS



Entre el 11 y 13 de marzo de 2015 se celebrará en Madrid el VIII Congreso Nacional de Evaluación de Impacto Ambiental (CONEIA), que este año tiene como lema Nuevos Retos de la Evaluación Ambiental. Nosotros -es decir, los compañeros de mi empresa y yo- volveremos a participar con una ponencia en forma de póster, dentro de la sección temática Nuevas Tecnologías Aplicadas a la Innovación en la Evaluación Ambiental, titulada Seguimiento de la mortalidad de aves en líneas eléctricas con perros adiestrados.

Os dejo el resumen de la comunicación: 

SEGUIMIENTO DE LA MORTALIDAD DE AVES EN LÍNEAS ELÉCTRICAS CON PERROS ADIESTRADOS

Presentamos los resultados del seguimiento de la mortalidad de aves con perros adiestrados en una línea eléctrica de alta tensión de la provincia de Albacete (España). El trabajo se ejecutó entre los meses de septiembre y octubre de 2014 sobre un tramo de tendido de 9 km, en el que previamente se había detectado acumulación de incidencias tras un seguimiento con buscadores humanos. 

Las prospecciones en busca de cadáveres se llevaron a cabo con un perro adiestrado específicamente y un técnico acompañante. En cada jornada de búsqueda se recorrieron 3 km de línea mediante un transecto de ida y vuelta a cada lado de la traza. El tramo de 9 km se finalizaba en 3 días consecutivos y las prospecciones se repitieron semanalmente hasta un total de 8 revisiones completas. El perro localizó un total 47 cadáveres de aves pertenecientes a 17 especies en los 9 km de tendido.

Se realizaron experimentos de corrección de sesgos para la capacidad de detección (eficacia) y la permanencia de los restos. La eficacia del perro se testó mediante la localización de 50 señuelos de cadáveres de 7 especies de aves diferentes distribuidos aleatoriamente por el trazado, obteniéndose un índice de éxito del 78 %. Paralelamente, la persistencia de los restos se estimó mediante la colocación de 28 cadáveres de 16 especies distintas en la superficie de  búsqueda, mostrando una permanencia de 1,6 días para el 50 % de los señuelos.

Incorporando los valores del número de cadáveres detectados y las tasas de eficacia de búsqueda y de permanencia de cadáveres en la fórmula de Erickson et al. (2004), se obtuvo un valor de mortalidad estimada de 16,2  aves/km de tendido prospectado.

  • Domínguez et al. 2015. Seguimiento de la mortalidad de aves en líneas eléctricas con perros adiestrados. CONEIA 2015 [Resumen PDF]

 Más en:

10/2/15

ZONAS DE AMORTIGUAMIENTO PARA CONSERVACIÓN: LINEAMIENTOS PARA DISEÑO DE ZONAS DE AMORTIGUAMIENTO, CORREDORES Y VÍAS VERDES


http://nac.unl.edu/buffers/docs/GTR-SRS-109_Spanish.pdf

OBJETIVO DE ESTA GUÍA 

Las zonas de amortiguamiento para conservación son franjas de vegetación incorporadas al paisaje para influenciar los procesos ecológicos y proveernos una variedad de bienes y servicios. Se los conoce por diversos nombres, como por ejemplo corredores para fauna silvestre, vías verdes, cortinas rompevientos y franjas filtro (fig. 1). 

Los beneficios que las zonas de amortiguamiento para conservación nos brindan incluyen proteger los recursos del suelo, mejorar la calidad del aire y del agua, mejorar el hábitat de peces y de la vida silvestre, así como también embellecer el paisaje. Asimismo, las zonas de amortiguamiento ofrecen a los propietarios de tierras una gama de oportunidades económicas, entre otras, protección y mejora de los emprendimientos existentes.

Existe un cuantioso acervo de conocimientos científicos para guiar la planeación y el diseño de zonas de amortiguamiento. Infortunadamente, esta información está ampliamente dispersa a través de los vastos repositorios de literatura de investigación y no es fácilmente accesible o utilizable para la mayoría de planificadores.

El objetivo de esta publicación es brindar una síntesis de esta diversa base de conocimientos en lineamientos de diseño condensados y fáciles de comprender. 

  • Bentrup, G. 2008. Zonas de amortiguamiento para conservación: lineamientos para diseño de zonas de amortiguamiento, corredores y vías verdes. Informe Técnico Gral. SRS-109. Asheville, NC: Departamento de Agricultura, Servicio Forestal, Estación de Investigación Sur. P 128. [PDF]

5/2/15

THE VIRTUAL MUSEUM OF LIFE


http://thevirtualmuseumoflife.com/

Interesante y bonita iniciativa desarrollada por el Departamento de Zoología de la Universidad de Sevilla y BioScripts. Pero mejor dejo que lo presenten ellos mismos...


VISIÓN

Las tecnologías de la información y comunicación (TIC) pueden suponer una revolución de cara a renovar la función de los museos de Historia Natural en su papel de divulgación científica (como en su día fueron los avances en el aislamiento de ADN antiguo y el PCR).

El proyecto “The Virtual Museum of Life” surge como un complemento necesario a los museos tradicionales. Podríamos sintetizarlo en el siguente concepto “más allá del museo”. Permitirá alcanzar de manera no presencial muchas de las posibilidades divulgativas de un museo de la vida, sin sufrir algunos de los impedimentos para el que visita (desplazamientos, precios, compatibilidad con horarios, etc) o de financiación (edificios, personal, gastos mantenimiento, etc) que tienen algunos de los magníficos (y a la vez limitados) museos actuales de historia natural, además del deterioro por traslado de las colecciones.

OBJETIVOS

Creemos que la cultura y la innovación científica son instrumentos que nos permiten aumentar nuestra capacidad para adaptarnos a los nuevos tiempos, apostando por la difusión del conocimiento como una de las mejores estrategias de cara a mejorar nuestro entorno social y económico.

Nuestro compromiso es conseguirlo mediante el cumplimiento de los siguientes objetivos: 

  • Incorporar y desarrollar las posibilidades de las Tecnologías de la Información y Comunicación (TIC), mediante digitalización de contenidos de las colecciones en términos de acceso web a las colecciones y museos de Historia Natural en general.
  • Favorecer el acceso (de manera atractiva e interpretada didácticamnte) a recursos científicos depositados en colecciones científicas de Instituciones públicas o privadas (Universidades, CSIC, Institutos Históricos, etc).
  • Favorecer la visibilidad de esas colecciones y el uso para distintos usuarios (docente; secundaria, universitaria, investigación, etc) evitando el deterioro por manipulación, traslados, etc…
  • En definitiva, la puesta en valor de recursos científicos ya esté en colecciones científicas o formando parte del patrimonio natural, mediante aplicaciones con base tecnológica de la comunicación e información que forman parte ya del día a día de la sociedad.

Acceso a la web: THE VIRTUAL MUSEUM OF LIFE 
Otros: Skullsite.com