10/1/13

EL PRIMER CATÁLOGO ESPAÑOL DE ESPECIES PROTEGIDAS (1896)

Os dejo un interesante análisis sobre lo que podríamos considerar como una de las primeras normas del conservacionismo contemporáneo en España: el primer catálogo español de especies protegidas, de 1896. El autor del artículo repasa la importancia del catálogo en el contexto internacional e histórico, analiza los aciertos y errores de la ley, y el peso de algunos de los autores en su desarrollo. Así mismo, critica la escasa atención que en nuestro país se ha prestado a la evolución histórica de la normativa ambiental y de su influencia en la conservación de las especies. Breve y sin demasiadas pretensiones pero, para mi, muy interesante. A ver que os parece a vosotros…

Incluyo un extracto del original para ir abriendo boca. El texto completo podéis descargarlo de la referencia que aparece al final del post.


EL PRIMER CATÁLOGO ESPAÑOL DE ESPECIES PROTEGIDAS (1896): ANÁLISIS DE SU CONTENIDO Y AUTORÍA DE GRAELLS

Las primeras disposiciones legales importantes en materia de conservación de las especies silvestres surgieron en la segunda mitad del siglo XIX, siempre en relación con la protección de las aves (MacPherson, 1909), como por ejemplo el denominado An Act for the Preservation of Sea Birds (Kettilby, 1869). En 1884, en el Primer Congreso Ornitológico Internacional, celebrado en Viena, se sugirió la conveniencia de un convenio internacional que salvaguardara las aves en general, y que se basara en la prohibición de su caza durante la época de cría (Oustalet, 1884). En parte, este proceso cristalizó al constatarse la necesidad de promover la protección de la fauna valiosa para el sector agrario, debido a su papel auxiliar en la lucha contra las plagas del campo, reavivándose el antiguo debate sobre la presunta utilidad o perjuicio de muchas especies (Torres-Vila et al., 2009). Así, estas acciones desembocaron en nuevas iniciativas supranacionales, entre ellas la firma por doce naciones europeas, en 1902, de la Convención Internacional para la Protección de las Aves Útiles a la Agricultura, vigente durante toda la primera mitad del siglo XX (SEO, 1956; van Heijnsbergen, 1997; Boardman, 2006).

Uno de los estados firmantes de la Convención de 1902 fue España, que también había elaborado su propia normativa proteccionista (Peña, 1905; Calleja, 1926), mediante la aprobación de la Ley de 19 de septiembre de 1896, de protección de los pájaros y, sobre todo, de la Real Orden de 25 de noviembre de 1896 (en adelante RO), por la que se creaba un catálogo de aves protegidas (Ministerio de Fomento, 1896). La RO estaba constituida por una lista de ciertos grupos de aves (Alaudidae, Emberizidae, Fringillidae, Laniidae, etc.) cuya caza se prohibía durante la época de cría, y, por otro listado más detallado para cuyos componentes se establecía una protección absoluta. En definitiva, había nacido la primera norma que amparaba estrictamente a una porción de la fauna silvestre española, y cuyo contenido permaneció inalterado durante gran parte del siglo XX, al integrarse sin variación en las leyes que la sustituyeron pocos años después (Ferrero-García, 2010). 

Con la RO España se había situado al mismo nivel que otros países preocupados por el estado de conservación de sus aves, pudiéndose asegurar que una parte de su avifauna estaba, al menos sobre el papel, bien protegida (MacPherson, 1909). Sin embargo, existen muy pocos estudios que traten sobre su contenido y circunstancias, en contraposición con la atención que, en otras naciones, se ha prestado al análisis de sus primeras normas de conservación de la vida silvestre (e.g., Barclay-Smith, 1959; Marchant & Watkins, 2009). Por ello, en este trabajo se quiere realizar un acercamiento a la RO, ofreciendo una breve sinopsis de los grupos de aves que amparaba durante todo su ciclo vital, y examinando su calidad técnica en el contexto de la ciencia decimonónica. Asimismo, se ha comprobado documentalmente que el autor fundamental de esta norma fue uno de los más conocidos naturalistas españoles del siglo XIX: Mariano de la Paz Graells (1809-1898). […]

  • Ferrero-García, J.J. 2011. El primer catálogo español de especies protegidas (1896): análisis de su contenido y autoría de Graells. Graellsia 67(1): 103-107. [PDF]

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Bitacora Naturae no se responsabiliza de las opiniones vertidas por los comentaristas del blog. Este es un lugar plural donde serán publicadas todas aquellas opiniones constructivas, que mantengan unos mínimos de respeto y se ajusten a la temática de los post. Cualquier comentario ofensivo, publicitario o fuera de lugar será eliminado directamente.